El mes de julio en los mercados de valores europeos y estadounidenses ha estado muy condicionado por cuatro factores:

  • Las reuniones de los bancos centrales de la Zona Euro y EEUU, instituciones que se han mostrado abiertas a seguir apoyando el crecimiento económico con nuevas medidas de política monetaria expansiva.
  • El reinicio de las negociaciones comerciales entre EEUU y China, negociaciones que los inversores entienden que van a ser largas y complejas y para las que ya no esperan una solución en el corto plazo.
  • Los resultados empresariales trimestrales, que han sido hasta el momento algo mejores de lo esperado.
  • La inestabilidad política en algunos países europeos, concretamente en Italia, España y, por supuesto, en el Reino Unido en donde la elección de Johnson como nuevo primer ministro eleva la probabilidad de un brexit sin acuerdo, algo que mantiene en vilo a muchas empresas europeas con intereses a ambos lados del Canal de la Mancha.

Con todo ello, los principales índices bursátiles occidentales han tenido un comportamiento dispar:

  • Los estadounidenses llegando a marcar nuevos máximos históricos a lo largo del mes y cerrando el mismo con ganancias.
  • La evolución de los europeos ha sido en general negativa, destacando como “peores” índices el Dax alemán (-1,7% en el mes) y el Ibex-35 (-2,5%). Cabe destacar que la bolsa española se ha visto negativamente afectada por:
    • La inestabilidad política, al seguir el país sin gobierno tras la fallida investidura del candidato socialista Sánchez.
    • El mal comportamiento del sector bancario, el cual se enfrenta a un escenario de bajos tipos de interés y reducido crecimiento económico, muy negativo para sus intereses.
    • Por el impacto que en el sector de las utilidades ha tenido la intención manifiesta de la CNMC de modificar sustancialmente el marco regulatorio hasta ahora vigente, lo que ha puesto en entredicho la rentabilidad futura de estas compañías y su capacidad para seguir invirtiendo en las infraestructuras eléctricas y gasistas que necesita España.